¿Qué es hacer el propio deber?

3 Jun 2018

Las palabras relevantes de Dios:

La verdad es cumplir con el deber de uno. Para llevar a cabo tu deber en la casa de Dios no basta con cumplir con una obligación menor haciendo un poco de lo que debas hacer; ¡se trata del cumplimiento de tu deber como criatura de Dios que vive en el mundo! Esta es tu obligación, tu responsabilidad, y es una auténtica responsabilidad, es el cumplimiento de tu responsabilidad y obligación ante el Señor de la creación. Entre el cumplimiento del deber de una criatura de Dios y la devoción filial a tus padres, ¿cuál es la verdad? El cumplimiento del deber de una criatura de Dios es la verdad y una vocación venida del cielo.

Extracto de ‘¿Cuál es la realidad-verdad?’ en “Registros de las pláticas de Cristo

Un deber no lo gestionas tú, no es como tu carrera o tu trabajo; en cambio, es la obra de Dios. La obra de Dios requiere de tu cooperación, de donde surge tu deber. La parte de la obra de Dios con la que el hombre debe cooperar es su deber. El deber es una parte de la obra de Dios; no es tu carrera, tampoco tus asuntos domésticos ni tus asuntos personales en la vida. Ya sea tu deber tratar con asuntos externos o internos, es la obra de la casa de Dios, forma parte del plan de gestión de Dios y es el encargo que Dios te ha dado. No es un asunto personal tuyo. Así pues, ¿cómo debes tratar tu deber? […]

Sin importar el deber que cumplas, siempre debes buscar comprender la voluntad de Dios y entender cuáles son Sus requisitos relacionados con tu deber; sólo entonces podrás manejar los asuntos con base en los principios. Al desempeñar tu deber, definitivamente no puedes guiarte por tus preferencias personales y hacer únicamente lo que te gustaría hacer, aquello con lo que te sentirías feliz y cómodo haciendo o cualquier cosa que te haría ver bien. Si impones a Dios tus preferencias personales por la fuerza o si las practicas como si fueran la verdad, acatándolas como si fueran los principios-verdad, entonces eso no es cumplir con tu deber y cumplir con tu deber de esta forma no será recordado por Dios.

Extracto de ‘Solo si buscas los principios-verdad puedes desempeñar bien tu deber’ en “Registros de las pláticas de Cristo”

6. Haz lo que el hombre debe hacer, lleva a cabo tus obligaciones, cumple tus responsabilidades y cíñete a tu deber. Puesto que crees en Dios, debes hacer tu contribución a Su obra; si no lo haces, entonces no eres apto para comer y beber las palabras de Dios ni para vivir en Su casa.

Extracto de ‘Los diez decretos administrativos que el pueblo escogido de Dios debe obedecer en la Era del Reino’ en “La Palabra manifestada en carne”

Que el hombre lleve a cabo su deber es, de hecho, el cumplimiento de todo lo que es inherente a él; es decir, lo que es posible para él. Es entonces cuando su deber se cumple. Los defectos del hombre durante su servicio se reducen gradualmente a través de la experiencia progresiva y del proceso de pasar por el juicio; no obstaculizan ni afectan el deber del hombre. Los que dejan de servir o ceden y retroceden por temor a que puedan existir inconvenientes en su servicio son los más cobardes de todos. Si las personas no pueden expresar lo que deben expresar durante el servicio ni lograr lo que por naturaleza es posible para ellas y, en cambio, pierden el tiempo y actúan mecánicamente, han perdido la función que un ser creado debe tener. A esta clase de personas se les conoce como “mediocres”; son desechos inútiles. ¿Cómo pueden esas personas ser llamadas apropiadamente seres creados? ¿Acaso no son seres corruptos que brillan por fuera, pero que están podridos por dentro?

Extracto de ‘La diferencia entre el ministerio de Dios encarnado y el deber del hombre’ en “La Palabra manifestada en carne”

No existe correlación entre el deber del hombre y que él sea bendecido o maldecido. El deber es lo que el hombre debe cumplir; es la vocación que le dio el cielo y no debe depender de recompensas, condiciones o razones. Solo entonces el hombre está cumpliendo con su deber. Ser bendecido es cuando alguien es perfeccionado y disfruta de las bendiciones de Dios tras experimentar el juicio. Ser maldecido es cuando el carácter de alguien no cambia tras haber experimentado el castigo y el juicio; es cuando alguien no experimenta ser perfeccionado, sino que es castigado. Pero, independientemente de si son bendecidos o maldecidos, los seres creados deben cumplir su deber, haciendo lo que deben hacer y haciendo lo que son capaces de hacer; esto es lo mínimo que una persona, una persona que busca a Dios, debe hacer. No debes llevar a cabo tu deber solo para ser bendecido y no debes negarte a actuar por temor a ser maldecido. Dejadme deciros esto: lo que el hombre debe hacer es llevar a cabo su deber, y si es incapaz de llevar a cabo su deber, esto es su rebeldía.

Extracto de ‘La diferencia entre el ministerio de Dios encarnado y el deber del hombre’ en “La Palabra manifestada en carne”

Fragmentos de sermones y comunicaciones para referencia:

¿Qué deber debe desempeñar cada persona? El deber que cada persona debe desempeñar es la verdad que ella debe practicar, y la verdad que debe practicar es el deber que ella debe desempeñar y la obligación que debe cumplir. Si practicas la verdad que entiendes y que debes practicar, entonces habrás cumplido correctamente tu deber. Si no practicas la verdad, entonces no estás cumpliendo tu deber. Estás perdiendo el tiempo, estás engañando a Dios y sólo estás siendo ligera con Dios. Así que, el desempeño de tus deberes necesariamente se debe acoplarse con la verdad, debe estar estrechamente conectado con la verdad. Debes poner en práctica todas las verdades que entiendes y vivir la realidad de la verdad. Vivir la realidad de la verdad es una representación de la verdadera imagen del hombre. Cuando Dios creó al hombre se basó en esta imagen, así que si vives la imagen de la verdad satisfarás a Dios. Dios estará complacido cuando pose Su mirada sobre ti, Él te bendecirá, te dará vida eterna y te permitirá vivir para siempre. Pero si no vives la imagen de la verdad, entonces no eres digno de ser llamado humano y cuando Dios pose Su mirada sobre ti, pensará que no tienes nada del soplo de vida que Dios te ha otorgado, y él eliminará esta basura. Así que cuando crees en Dios, debes experimentar y practicar la verdad que Dios ha otorgado a la humanidad y, finalmente, debes vivir la realidad de la palabra de Dios. Esto es desempeñar tus deberes […]. Si la verdad está ausente de tus deberes, entonces no estás desempeñando tus deberes verdaderamente, sino que, en vez de ello, estás siendo descuidado, falso y embustero, y sólo estás cumpliendo con formalidades y siguiendo el procedimiento. Debes practicar la verdad mientras desempeñas tus deberes; sólo esto es desempeñar tus deberes, sólo esto es desempeñar tus deberes a la altura del estándar, y sólo esto es poseer la realidad de ser verdaderamente humano. Cuando estás desempeñando tus deberes, ya estás practicando la verdad. Cualquier pedazo de obra que hagas dentro de la iglesia, involucra la práctica de la verdad y cuando practicas la verdad estás cumpliendo tus responsabilidades, tus obligaciones, y este es tu deber, así que debes desempeñarlo bien. Esto es lo que queremos decir con practicar la verdad. Así que, ¿cuál es la verdadera relación entre desempeñar tus deberes y practicar la verdad? Son dos maneras diferentes de interpretar la misma cosa. Desde el exterior, se ve como un deber siendo desempeñado, pero, en esencia, es la verdad siendo practicada. Así que, si no entiendes la verdad cuando desempeñas tus deberes, ¿serás capaz de llevar a cabo correctamente tu obra? No lo serás. En primer lugar, no tendrás un entendimiento claro de lo que significa desempeñar tus deberes o de cómo desempeñarlos correctamente. En segundo lugar, llegará el día cuando sí tengas un claro entendimiento, pero todavía fracasarás en el correcto desempeño de tus deberes, todavía estarán llenos de errores. En ese momento descubrirás que tu carácter es demasiado corrupto, que cometes muchos errores en las cosas que haces. Entonces comenzarás a buscar la verdad con el fin de deshacerte de esta corrupción y, una vez que te deshagas de ella y entiendas la verdad, comenzarás a desempeñar tus deberes con efectividad. En ese momento desempeñarás tus deberes acertada y correctamente, no sólo de palabra, sino también en la realidad. Si posees la verdad mientras desempeñas tu deber, si no se expresa ni un poco de corrupción mientras lo desempeñas, entonces se lograrán los resultados en tu desempeño y también habrás practicado la verdad a la altura del estándar. Esto es absolutamente cierto. Así que, siempre que estés desempeñando tus deberes, cómo busques la verdad será muy crucial. Si no buscas la verdad, entonces está garantizado que el desempeño de tus deberes no estará a la altura del estándar.

Extracto de “Sermones y enseñanzas sobre la entrada a la vida”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado