Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

La Palabra manifestada en carne

Las palabras de Cristo cuando Él entró en las iglesias (III)

1Cómo deberías ocuparte de tu misión futura
2El propósito de gestionar a la humanidad
3La esencia y la identidad del hombre
4Cuáles son la identidad inherente del hombre y su valía
5¿No son aquellos que no aprenden ni saben nada, tan sólo bestias?
6El pueblo escogido en China no puede representar ninguna tribu de Israel
7Cuál es vuestro entendimiento de las “bendiciones”
8Cuando se trata de Dios, ¿cuál es tu entendimiento?
9Qué significa ser un hombre de verdad
10¿Qué sabes de la fe?
11Cuando las hojas caídas regresen a sus raíces lamentarás todo el mal que has hecho
12Nadie que es de la carne puede escapar del día de la ira
13El Salvador ya ha regresado en una “nube blanca”
14La obra de esparcir el evangelio también es la obra de salvar al hombre
15¡Vuestra personalidad es tan baja!
16La obra en la Era de la Ley
17La verdad interna sobre la obra en la Era de la Redención
18Palabras a los jóvenes y viejos
19Deberías saber cómo la humanidad completa ha evolucionado hasta el día de hoy
20Acerca de los apelativos y la identidad
21Sólo los perfeccionados pueden vivir una vida significativa
22Deberías desechar las bendiciones del estatus y entender la voluntad de Dios para la salvación del hombre
23¿Cómo puede el hombre que ha definido a Dios en sus conceptos recibir Sus revelaciones?
24Sólo los que conocen a Dios y Su obra pueden satisfacer a Dios
25La diferencia entre el ministerio del Dios encarnado y el deber del hombre
26Dios es el Señor de toda la creación
27Qué actitud sostienes respecto a las trece epístolas
28El éxito o el fracaso dependen de la senda que el hombre camine
29La obra de Dios y la obra del hombre
30Conocer las tres etapas de la obra de Dios es la senda para conocer a Dios
31La humanidad corrupta está más necesitada de la salvación del Dios hecho carne
32La esencia de la carne habitada por Dios
33La obra de Dios y la práctica del hombre
34La esencia de Cristo es la obediencia a la voluntad del Padre celestial
35Restaurar la vida normal del hombre y llevarlo a un destino maravilloso
36Dios y el hombre entrarán juntos en el reposo